Jóvenes y adultos peruanos de 20 a 35 padecen “cálculos renales”, afirma Nefrólogo del Minsa

Jóvenes y adultos peruanos de 20 a 35 padecen “cálculos renales”, afirma Nefrólogo del Minsa

marzo 25, 2019 Desactivado Por Prensa Salud
Spread the love

Beber poca agua, consumir mucha carne, mariscos y embutidos contribuyen a la formación de “piedras” en los riñones.


|Redacción| Gabinete de Prensa Salud |


Las personas entre los 20 y 35 años de edad son más propensas a padecer litiasis renal o comúnmente llamados “cálculos renales”, ya que por su actividad física se deshidratan y/o consumen alimentos que contienen calcio o ácido úrico.

Así lo dio a conocer el médico nefrólogo del Hospital Nacional Arzobispo Loayza del Ministerio de Salud (Minsa), Boris Medina, quien además, afirmó que el 12% de varones y 6% de mujeres en el Perú padecen de este problema de salud.

Mencionó que los factores que coadyuvan a la formación de “piedras renales” son la poca ingesta de agua y el alto consumo de carnes, mariscos, embutidos, entre otros. Es decir, el poco caudal de la orina genera más sedimentación, el comer alimentos con calcio, fósforo concentra la cantidad de minerales y provoca la floculación (agrupación de minerales y/o electrolitos) por el cambio del pH en la orina.

El médico expresó que la litiasis renal es el cúmulo de pequeños minerales dentro del riñón y las vías urinarias. Primero se forma una sedimentación denominada “arenilla” que con el tiempo se convierte en “piedras”.

«Cuando se va formando la litiasis no ocasiona molestia, pero cuando crece más y pretenden ser eliminados provocan dolor agudo en la espalda o vías urinarias (cólico renal), o molestias en la parte baja del abdomen o la ingle, necesidad constante de miccionar y presencia de sangre en la orina».

“El 60% de las “piedras” se eliminan por la uretra, el resto queda en el interior y crece en el riñón. Si la litiasis crece más de 5 milímetros el tratamiento suele ser quirúrgico”, detalló el especialista.

—Prevención y tratamiento—

Medina explicó que el incremento del caudal de la orina, disminuye la probabilidad del cálculo renal, por ello recomendó hidratarse con agua por lo menos con dos litros y medio al día.

También debe moderarse la ingesta de los alimentos antes mencionados. En el caso del consumo de calcio debe darse cuando sea necesario.

«Finalmente, debe evitarse las infecciones urinarias porque cambian el PH de la orina. Los tratamientos incluyen el uso de analgésicos y es posible que se necesiten procedimientos médicos para eliminar o desintegrar los cálculos de mayor tamaño.

—Dato importante—

Las personas que realizan deporte, trabajos forzados en la ciudad o en el campo, o laboran expuestos por mucho tiempo al sol se deshidratan más rápido siendo necesario beber abundante agua.


—Más temas—

EsSalud Almenara aplica técnica que evita amputaciones en pacientes diabéticos

Realidad: Muerte repentina  va en  aumento en todo el mundo.