NO ES LO MISMO UN INFARTO CARDÍACO QUE UN PARO CARDÍACO

NO ES LO MISMO UN INFARTO CARDÍACO QUE UN PARO CARDÍACO

junio 26, 2019 Desactivado Por Prensa Salud
Spread the love

Dr. Marco Almerí, Consultor Especialista de Prensa Salud, comenta y explica el tema brindando información muy importante.


|Autor| Dr. Marco Almeri Estrada–Especialista de salud, CMP 30187 – RNE 15593-Cardiólogo Clínico.

Tenía 71 años de edad, era varón, con sobrepeso y por el cargo público estaba sometido a un estrés permanente…4 factores de riesgo coronario que pudieron influir para que el ex ministro de defensa sufriera primero un infarto cardíaco extenso y luego un paro cardíaco.

José Huerta, ministro de Defensa, murió de un infarto.

Un infarto cardíaco es el cese de la irrigación sanguínea de un sector del corazón, debido a que la arteria coronaria de ese sector se ha «tapado»…pero el corazón sigue latiendo y la persona si tiene pulso, aquí sí, que podemos ayudar y tenemos 6 horas para «abrir» dicha arteria, la persona por lo general está despierta y se queja de un gran dolor de pecho.

Es vital conocer las diferencias entre lo que es un infarto y un paro cardíaco. Foto: Prehospitalaria, Medicina y Salud

Un paro cardíaco es el cese del funcionamiento de «todo» el corazón, aquí no hay latido, no hay pulso, la persona se desvanece y sólo tenemos 5 minutos para realizar la reanimación cardiopulmonar, debido a que el cerebro sólo puede soportar 5 minutos sin oxígeno, luego de ése tiempo ocurre la muerte de las neuronas y la persona quedará en estado vegetativo, si llegara a sobrevivir.

Es vital la atención oportuna cuando se produce el paro cardíaco, según expone el especialista se cuenta con 5 minutos para ayudar al paciente.

Cada factor de riesgo coronario multiplica por 4 la posibilidad de padecer un infarto cardíaco y estos son:

Hipertensión arterial

Diabetes mellitus

Sobrepeso u obesidad

Tabaquismo

La obesidad, el cigarrillo aumenta las posibilidades de sufrir un infarto cardíaco.

Colesterol elevado

Sedentarismo

Ser varón

Mayor de 45 años

Tener antecedente familiar de infarto cardíaco

Estrés permanente 

El sedentarismo, la mala alimentación generarían a futuro problemas de salud.

Ejemplo: Si alguien tuviera 4 de estos factores, el riesgo se calcula así: 4X4X4X4 = 256

Significa que dicha persona tiene 256 veces más posibilidades de padecer un infarto cardíaco vs una persona sin ningún factor de riesgo.

RECOMENDAMOS:

  • Los adultos deben realizar actividad física de al menos 60 minutos diarios: caminar, trotar, montar bicicleta o bailar,  esto ayudará mucho para el control de su peso.

  • Es oportuno realizar ejercicios con regularidad.
  • Reducir el consumo de sal a sólo 5 gramos (la tercera parte de una cucharita  de té) por persona, por día.
  • Aumentar el consumo de POTASIO presente en todas las FRUTAS.
  • Aumentar el consumo de vitaminas presentes en las VERDURAS FRESCAS.

  • Las frutas, verduras son saludables para cuidar nuestro bienestar.
  • Reducir el consumo de grasas SATURADAS y TRANS.
  • Reducir el exceso en el consumo de carbohidratos.
  • Es adecuado salir a pasear con la familia para liberar el estrés.

Ejercítese en el manejo y control del ESTRÉS.

El Dr. Marco Almerí está siempre dispuesto a compartir sus conocimientos para la ciudadanía.