Hipertensión Arterial: Enemigo Oculto

Hipertensión Arterial: Enemigo Oculto

abril 24, 2019 Desactivado Por Prensa Salud
Spread the love

Dr. Marco Almerí, Consultor Especialista de Prensa Salud, comenta y explica el tema brindando información muy importante.


|Autor| Dr. Marco Almeri Estrada–Especialista de salud, CMP 30187 – RNE 15593-Cardiólogo Clínico.

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre hacia las paredes de las arterias de todo el organismo. Esta enfermedad se da cuando una persona tiene valores por encima de ciento cuarenta milímetros de mercurio sobre noventa milímetros de mercurio.

Es decir cuando la máxima tiene valores superiores a ciento cuarenta milímetros de mercurio y cuando la mínima tiene valores superiores a noventa milímetros de mercurio, en ese caso estamos hablando de hipertensión arterial.

Este mal es la enfermedad más prevalente del país un 30% la padece. De esta cifra solo la mitad conoce que la sufre. De esto solo un 7% llevan un tratamiento regular.

Las personas en nuestro país por lo general no llevan el tratamiento para controlar la hipertensión arterial. (Foto: Andina)

Como se trata la hipertensión arterial. Se trata con medicamentos antihipertensivos que puede ser uno, que pueden ser dos o pueden ser tres que se combinan entre sí para un mejor control de la presión arterial.  Adicionalmente a los medicamentos antihipertensivos se utilizará recomendaciones dietéticas:

como disminuir el consumo de la sal y retirar el consumo del café. Sumado a estas restricciones dietéticas es muy importante que el paciente realice actividad física para romper el sedentarismo y ayudaría un poco más con un buen control del peso, es decir evitar el sobrepeso u obesidad.

La Asociación Americana del Corazón, nos dice que se tratara de una hipertensión arterial no controlada, el caso en qué un paciente utilizando tres o más medicamentos antihipertensivos diferentes mantenga la presión arterial por encima de ciento cincuenta sobre noventa.

Cuando un paciente a pesar de que toma tres o más medicamentos y mantiene la presión arterial la máxima por encima de ciento cincuenta milímetros de mercurio y la mínima por encima de noventa milímetros de mercurio decimos que se trata de una hipertensión arterial no controlada. En este caso lo que el cardiólogo suele hacer es incrementar un cuarto medicamento antihipertensivo y someter al paciente a la dieta estricta restringida de sal, se le pide al paciente que no qué consuma café y tampoco que consuma o fume el tabaco.

Asimismo, a ello se le recomienda al paciente un buen control del peso para evitar el sobrepeso, obesidad y la actividad física que ayuda mucho para el control de la presión arterial. En ningún caso se le indica reposo absoluto por cinco días. Esta situación de la hipertensión arterial no controlada debe diferenciarse de la crisis hipertensiva.

Se recomienda la actividad física para controlar la hipertensión arterial.

La crisis hipertensiva es cuando un paciente presente valores de la presión arterial por encima de ciento ochenta milímetros de mercurio y por la máxima y por encima de ciento veinte milímetros de mercurio la mínima. La crisis hipertensiva entonces es cuando una persona tiene más de ciento ochenta milímetros de mercurio la máxima y o más de ciento veinte milímetros la mínima.

Esta situación de crisis hipertensiva sí es una emergencia y debe de ser tratada en la emergencia del hospital. Allí colocaremos medicación endovenosa para disminuir la presión arterial y controlarla.

Posterior a ello, el paciente podrá salir de alta con medicación antihipertensiva que la tomara por vía oral, en ese caso sí se recomienda un reposo relativo las veinticuatro horas siguientes.

Luego hay que continuar con el tratamiento antihipertensivo vía oral, restringir completamente el consumo de la sal café o tabaco y realizar sus actividades diarias con normalidad.

Adicionalmente en las siguientes semanas tendrá que tener lo que se llama el control del peso para poder reducir el peso si es que fue el caso que se tratara de un paciente con sobrepeso u obesidad.

Un paciente que no controla bien su presión arterial al cabo de diez años va a parecer de lo que se conoce como cardiopatía hipertensiva, es decir que la presión alta ha comenzado a provocar daño en el órgano noble llamado corazón y en ese caso si el cardiólogo requiere una evaluación completa del corazón para poder hacer recomendaciones adicionales y evitar que esta cardiopatía hipertensiva termine en insuficiencia cardiaca.

Es oportuno controlarse la presión arterial ya que puede provocar en el futuro complicaciones mortales. (Foto: ALPHAGALILEO)


—Más temas—

No se aconseja el consumo comercial de vitaminas, minerales y suplementos