Lleno de esperanza, Fandy Castañeda, un padre que llegó a Cusco desde su lejana comunidad Kiteni, con su hijo adoptivo en brazos, pide ayuda con suma urgencia para salvarle la vida. El pequeño Andy sufre la enfermedad de Blount: Un trastorno donde sus piernas crecen dobladas hacia afuera.

Hace dos años y medio el menor fue abandonado por su madre a los dos días de nacido, desde entonces Fandy y su familia le brindan el cariño y atención que le fueron negados cuando pequeño.

“Andy, como fue bautizado el menor, es bastante despierto y alegre, pero sufre mucho por esta dolorosa enfermedad. A Fandy, se le rompe el corazón cada vez que ve al menor de sus hijos caminando muy difícilmente y llorando de dolor cuando los analgésicos ya no hacen efecto”.

—EN BUSCA DE UNA OPORTUNIDAD—

Ambos arribaron a Cusco luego de un viaje de más de 10 horas, con la esperanza de hallar ayuda en la Ciudad Imperial, donde permanecerán a fin de concluir con los exámenes del menor, que probablemente terminen con una orden para una operación, la misma bordea un mínimo de 15 mil soles.

Fandy cita que él puede darle todo el cariño y atenciones que necesita el pequeño, pero no cuenta con los recursos suficientes para cubrir los gastos de su operación, por lo que se ve obligado a apelar a la buena voluntad de las personas.

«Si no lo van a poder operar en Cusco me lo voy a tener que llevar al Hospital del Niño en Lima, lo malo es que no contamos con recursos suficientes para la operación, menos para la estadía y viáticos, por eso nos vimos en la necesidad de salir a las calles a pedir apoyo», cita el padre de familia.

—UNA HISTORIA QUE BUSCAN SUPERAR—

Andy nació producto de una violación, su madre, una menor de 13 años, decidió abandonarlo en el Centro de Salud de Kiteni ya que le hacía recordar el amargo episodio que tuvo que vivir a manos de su tío, que abusó de ella y luego fue condenado a prisión efectiva.

«Su padre está en la cárcel y su madre no quiere saber nada de él (Andy), nosotros somos todo lo que tiene en el mundo, felizmente la patria potestad del pequeño ya está en nuestras manos, estamos haciendo el proceso regular para que lo adoptemos legalmente, y sea nuestro hijo por ley», menciona Fandy.

Hasta conocer el resultado definitivo de los estudios que le practican al pequeño, él y su padre andarán por las calles de Cusco tratando de recolectar algo de dinero para pagar su estadía en esta ciudad y juntar algo para la operación. Si desea brindar algún tipo de apoyo a esta familia comunicarse con Fandy Castañeda al: 997 488 631.

—DATO— 

Kiteni es un poblado perteneciente al distrito de Echarati en La Convención, se halla ubicado a 10 horas en bus de la ciudad del Cusco.

La enfermedad de Blount es un trastorno del crecimiento de origen desconocido, no tiene cura y la única manera de parar su avance es a través de una operación a nivel de las tibias. 


|Redacción|Gabinete de Prensa Salud|

Con la información de Diario Correo